Valores Humanos

Valores De Cada Mes

Nos preguntamos muchas veces por qué es importante y necesario que eduquemos a nuestros hijos a través de los valores. Educar a nuestros hijos para que aprendan a dar valor a algunas conductas y comportamientos les ayudará a convivir de mejor manera y a sentirse bien en el ambiente en que se encuentren.

Valores como la amistad, la comprensión, la tolerancia, la paciencia, la solidaridad y el respeto, son esenciales para un sano desarrollo de los niños.

Un niño que conoce el límite del otro, podrá vivir una vida sana y saludable, sea en su entorno familiar o escolar. Un niño que sabe respetar a los demás, será más fácilmente respetado, y así con todo.

De ahí parte el interés por fomentar los valores en preescolar ya que la institución debe interesarse y ocuparse de la formación moral que contribuye a integrar a los alumnos a la sociedad de forma autónoma y crítica, ayudándoles a construir sus propios criterios permitiéndoles a la vez que se les apoye a tomar sus propias decisiones para que determinen como vivir su propia vida.

  • Febrero - Responsabilidad

    Qué es Responsabilidad:

    Educar niños responsables es una tarea a largo plazo, que requiere dedicación. Para fomentar el sentido de la responsabilidad en los nños es recomendable empezar formándoles poco a poco en el compromiso, intentando que desde pequeños los niños se encarguen, dentro de sus posibilidades, de recoger su habitación, de poner la mesa, de organizarse su mochila o su maleta...

    ¿Qué significado tiene ser responsable para los niños?

    La responsabilidad como valor social está ligada al compromiso. La responsabilidad garantiza el cumplimiento de los compromisos adquiridos y genera confianza y tranquilidad entre las personas. Toda responsabilidad está estrechamente unida a la obligación y al deber. Ambos conceptos constituyen la materia prima de la responsabilidad.

    Por medio de juegos o de actividades en grupos, es más fácil y más ameno, enseñar el sentido de la responsabilidad a los niños y estarán más dispuestos a entender sus 'deberes y obligaciones'. Ser responsable en el sentido global de la palabra significa:

    1. Responsabilidad hacia uno mismo: Soy responsable de hacer realidad mis deseos, de mis elecciones y mis actos, de mi felicidad personal, de elegir los valores según los cuales vivo y de elevar el grado de mi autoestima.

    2. Responsabilidad hacia las tareas a desarrollar: Soy responsable del modo en que distribuyo mi tiempo y realizo mis deberes y trabajos pendientes.

    3. Responsabilidad en el consumo: Soy responsable de mis gastos, de cuidar mis cosas y de elegir los regalos de Navidad, cumpleaños...

    4. Responsabilidad hacia la sociedad: Soy responsable de mi conducta con otras personas: compañeros de trabajo, familia, amigos y de comunicarme correctamente con los demás.

    Pautas para que los niños aprendan a ser responsables

    1. Cada vez que asignes una tarea a tu hijo/a y acepte el cumplimiento de la misma, es preciso que acepte cumplir también con la palabra dada.

    2. Si te equivocas, acepta tus errores con humildad e invita a tu hijo a hacer lo que deba para volver a la senda correcta.

    3. Enséñale el valor del autocompromiso. Es determinante en una persona responsable, ya que siempre se debe tener presente que se debe cumplir con las demás personas, sin olvidar que con la primera persona que se tiene un deber es con uno mismo.

  • Marzo - Felicidad

    Qué es Felicidad

    Ser feliz, así como tener miedo, compartir, ser agresivo, etc., también se aprende y se hereda desde la más temprana edad. Los niños aprenden a ser felices cuando su entorno es feliz. Cuando, aún bebé, siente que les importa a sus padres, que hay comunicación con ellos, y que ellos atienden a sus balbuceos y a sus necesidades y derechos más básicos como el cuidado, la alimentación, educación, etc.

    12 claves para críar a nuestros hijos felices

    Cómo educar niños felices
    La felicidad va mucho más allá del tener, poseer,..., se diría que reside en la ilusión, en el deseo y en lo que emplea un niño para conseguir lo que quiere. Si el niño que está a punto de soltar el dedo de sus padres para dar libremente sus primeros pasos, confía que puede contar con el cuidado de ellos, se sentirá feliz y conseguirá lo que se propone. Lo mismo con la alimentación, con el sueño, etc.

    A la hora de educar a nuestros hijos, son muchos los aspectos que consideramos y muchas veces dejamos de lado los sentimientos y sólo nos centramos en las buenas y malas conductas. Pienso que existen algunas claves que los padres pueden considerar a la hora de educar a niños felices:

    1- Establecer un canal de comunicación con ellos a través de actividades como el juego, el baile, el dibujo, la música, la cocina, o simplemente viendo una película o compartiendo un cuento infantil, una manualidad, una adivinanza, etc.

    2- Enseñando a los niños a aceptar sus frustraciones, de una forma constructiva y positiva. También tienen que aprender a perder. A través de los límites se puede enseñar a un niño sobre lo que es más o menos importante, y qué es lo que esperas de ellos.

    3- Dejar que el niño exprese sus emociones, sus enfados,... No lo reprimas. El niño puede generar inseguridad y miedo a mostrarse tal y como es. Debes enseñarle a respetar sus emociones, y buscar soluciones.

    4- Valora a tu hijo por sus virtudes morales. Ensénale a compartir, a ser amigo, a ser responsable con sus cosas, a tener disciplina con sus tareas, etc. Estos valores son los que le quedarán para su vida adulta.

    5- No lo compares con otros niños, amigos o hermanos. Acepta a tu hijo tal y como es, con sus virtudes y defectos. Nadie es perfecto.

    6- Las palabras tienen poder sobre los niños. Si estás diciendo continuamente a tu hijo que él “es malo”, que “siempre hace todo mal”, lo que conseguirás es bajar la autoestima de tu hijo, y no animarle a que se esfuerce para mejorar. Las malas palabras tienen un efecto al revés en los niños y en cualquier persona.

    7- Enseña a tu hijo a ponerse en el lugar del otro. Que él busque no hacer a los demás lo que no le gustaría que hiciesen a él.

    8- Enseña a tu hijo a reconocer y a agradecer por todo lo que tiene, de corazón. Es importante que él sepa que es un niño privilegiado, que tiene unos papás que le quieren, una casa en que vivir, comida, escuela, amigos, salud,... ufff... ¡hay tanto por agradecer!

    Y tú, ¿qué crees que hace feliz a tu hijo?

  • Abril - Respeto

    Qué es Respeto

    La enseñanza del respeto por el bien común comprenderá desde el respeto a las cosas que en la escuela o en casa son bienes comunes hasta los que corresponden a los bienes sociales, como lo son: parques, bibliotecas, teatros, monumentos, museos, cines, etc.

    Los niños deben aprender a no romper ni arrancar plantas del jardín, ni los juguetes del parque, a no estropear el césped, ni a pintar las paredes. Los hijos pequeños deben aprender también a cuidar los libros de la biblioteca, a no tocar los cuadros, esculturas, u otros objetos de un museo, y no molestar a los animales.

    El niño puede aprender a ser respetuoso con su entorno y con quienes lo rodean.

    Como seres humanos somos todos iguales, aunque nos diferencian algunos valores según la familia de la que hacemos parte y de la sociedad en la que vivimos. Por esta razón, el respeto a las diferencias, a lo diverso, a las distintas culturas y razas, también hacer parte de la educación de damos a nuestros hijos. Un aprendizaje y enseñanza que deben ser transmitidos a los niños desde que son muy pequeños.

    Los niños deben recibir una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad, la oportunidad de desarrollar sus aptitudes, su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil y participativo de la sociedad. El niño debe ser protegido contra todas las prácticas que puedan fomentar la discriminación. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, solidaridad, tolerancia, amistad, paz y fraternidad. Son derechos fundamentales para la vida de los niños.

  • Mayo - Cooperación

    Qué es Cooperación

    ¿Cómo se puede explicar a un niño qué significa colaborar? La cooperación o colaboración es la tarea de ayudar y servir, de una manera desinteresada, a los demás. Para que los niños sean personas colaboradoras y cooperantes, es necesario que desarrollemos en ellos un espíritu generoso, solidario y altruista. Sigue algunos consejos de cómo lograr que los niños colaboren.

    Cómo conseguir que los niños colaboren

    Educar a los niños en el valor de la colaboración Existen algunas ideas que pueden ayudar a los padres y educadores para conseguir que los niños colaboren:

    1- Considerando la edad y las capacidades de cada niño, es importante que cada pequeño coopere y colabore en las tareas del hogar. Los niños pueden ordenar los juguetes, hacer la cama, poner y retirar la mesa, etc.

    2- En el colegio, los niños también pueden practicar la colaboración. Pueden ayudar a los compañeros que tengan alguna dificultad para aprender, ayudar a su profesor a repartir material o a dar algún recado, etc.

    3- Colaborar es responsabilidad de todos y también de los padres y educadores hacia los niños. Se enseña a colaborar, colaborando con ellos en sus tareas, en su día a día, en el aprendizaje de un juego, en ayudarles a vestirse, a comer, etc.

    4- Se puede lograr que los niños colaboren motivándoles por el deseo de servir de manera espontánea.

    5- Los niños deben ser partícipes de las tareas tanto en casa como fuera de ella. Deben ser considerados a la hora de montar algún proyecto. Por ejemplo, en la preparación de una fiesta de cumpleaños, en la organización de la casa, etc.

    6- La cooperación se enseña a los niños con el ejemplo. Si los niños ven actitudes colaboradoras de sus padres hacia los demás, se sentirán motivados a practicarlas e imitarlas.

    7- Es importante que los niños sepan qué esperamos de ellos, siempre, y que reconozcamos la buena actitud que tengan.

    8- Hacer un favor a otra persona es también una forma de cooperar o colaborar.

    9- Se debe enseñar a los niños a estar atentos y pendientes, observando si alguien necesita de ayuda. Así se estará alimentando el espíritu altruista y de servicio en los niños.

    10- Actividades como el deporte y las manualidades, pueden favorecer a que los niños colaboren y cooperen.

  • Junio y Julio - Honestidad

    Qué es Honestidad

    ¿Cómo podemos enseñar a los niños a que sean honestos? La honestidad es uno de los valores más importantes en la formación de la personalidad y el carácter de los niños. Es la base de sus relaciones con los demás. Una persona honesta atrae la confianza y el respeto de los demás. ¿Qué podemos hacer para conseguir que nuestros hijos sean honestos con nosotros, con demás familiares y amigos?

    10 consejos para educar la honestidad en los niños

    Cómo enseñar el valor de la honestidad a los niños

    Para ofrecer una educación en la honestidad a los niños, tanto los padres como los educadores tienen en manos una gran misión. Sigue algunos consejos para que el despertar de la honestidad en los niños sea una realidad:

    1- La honestidad atrae honestidad. Así que lo primero que deben hacer los padres y educadores es predicar este valor con el ejemplo. Es hacer lo que se puede y no lo que no se puede, por ejemplo. Es hacer lo que se dice y no decir y prometer para luego no cumplir.

    2- Para desarrollar la honestidad en un niño es necesario formar nociones, conocimientos, habilidades, sentimientos y emociones, vivencias y experiencias que lo lleven a ser honesto.

    3- Lo primero, enseñar a los niños a que sean honestos consigo mismos. Llevarles a conocer sus limitaciones, sus virtudes y defectos, y su conducta.

    4- Es importante hacer conocer a los niños que un comportamiento honesto genera buenos amigos y un reconocimiento moral positivo en los demás.

    5- Ser honesto es esforzarse por hacer algo útil en beneficio de los demás, sin esperar nada a cambio.

    6- Ser honesto es respetar a los demás, es no apropiarse de lo ajeno, es ser sincero en la relación con el otro, es no mentir y siempre decir la verdad, por más dura que sea.

    7- En la escuela, los profesores pueden invitar a los niños a hacer dibujos o a pintarlos y colorearlos en que se destaque la ayuda a otras personas.

    8- Los niños pueden interiorizar ejemplos de honestidad a través de la conversación, la observación y del juego con sus padres, hermanos y educadores.

    9- Por cada conducta honesta que desarrollen los niños, habría que saber premiarlas a su tiempo. El premio puede reforzar esta conducta en los niños.

    10- Hablar a los niños sobre las consecuencias de la deshonestidad. Una persona deshonesta puede sufrir de soledad, de ansiedad, de ser tachado de mentiroso, de no tener amigos ni la confianza de los demás.

  • Agosto - Tolerancia

    Qué es Tolerancia

    Ser tolerante es lo mismo que ser respetuoso, indulgente y considerado con los demás. Es una cualidad personal que se define como el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás, aunque sean diferentes o contrarias a las nuestras. Ser tolerante es ser condescendiente y permisivo con alguien a causa de las circunstancias que medien, es no impedir que haga lo que éste desee, es aceptar y admitir la diferencia o la diversidad. Para que los niños establezcan buenas relaciones con sus semejantes, es necesario que aprenda a ser tolerante desde muy pequeño.

    Cómo inculcar la tolerancia en los niños

    La tolerancia juega un papel muy importante en las relaciones de los niños con sus iguales y con su familia. Es importante que ellos escuchen las ideas y las opiniones de sus amiguitos, que acepten sus criterios aunque sean distintos a los suyos, y que consigan ponerse de acuerdo con sus compañeros durante un juego, en alguna actividad o en un aula. La tolerancia les ayuda a que tengan una buena integración en un grupo o equipo.

    El niño no nace tolerante. Su conducta natural es que todo sea para sí, y que todos estén de acuerdo con él, por lo que es indispensable que el proceso de aprendizaje acerca de la tolerancia empiece desde bien temprano.

    Aprendiendo a ser tolerante

    El ejemplo de los padres es la mejor herramienta que pueden utilizar para inculcar valores en la educación de los hijos. La tolerancia es un valor importante para el buen desarrollo de las relaciones sociales del niño. El niño puede aprender a ser tolerante:

    - Cuando sus padres también lo sean
    - A través de cuentos e historias
    - Por las actividades que desarrolla
    - A través de los juegos
    - En la convivencia con los demás niños
    - Aprendiendo a respetar las diferencias
    - Conociendo diferentes culturas
    - A través de los viajes en familia
    - Conociendo los beneficios de la conciliación, de la paz
    - Compartiendo, sin pelear
    - Aprendiendo a no burlarse de los demás

  • Septiembre - Amor y Amistad

    Qué es Amor y Amistad

    El amor y la amistad son dos de los valores más importantes a desarrollar en la educación de los niños. Se trata del afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece mediante las interrelaciones entre los seres humanos.

    Para que el niño aprenda sobre el valor de la amistad es necesario formarle con nociones, conocimientos, habilidades, emociones, vivencias, sentimientos, y que le preparemos para vivir con armonía y respeto.

    Cómo enseñar a tener amigos a los niños

    Los niños deben saber quién es un buen amigo y por qué, cómo se comportan los buenos amigos, y cómo mantener una buena amistad. Deben aprender que un buen amigo puede ser para siempre, y que para eso es necesario cultivar y alimentar la amistad, día tras día, en la escuela, en el parque, en la vecindad, etc. El contacto con los iguales hace con que el universo del niño sea aún más grandioso y rico. A través del otro, él puede aprender mucho de todo y de sí mismo.

    El niño puede aprender a ser amigo


    - Busca la conciliación y no se pelea con sus compañeros
    - Comparte sus juguetes con los demás niños
    - Conversa y atiende a los demás
    - Ayuda a un compañero que ha hecho algo malo explicándole lo incorrecto de su actuación
    - Se preocupa por sus compañeros
    - Se esfuerza por hacer algo útil en beneficio de los amigos
    - Anima al compañero o amigo que esté triste
    - Se alegra con los logros positivos de los demás
    - Invita a sus amigos a jugar en su casa
    - Se preocupa por algún amigo herido o enfermo
    - Demuestra afecto y cariño a sus amigos

  • Octubre - Humildad

    Qué es Humildad

    Sin duda, la humildad es uno de los valores esenciales en la educación de los niños. Ser humilde significa sentir respeto hacia los demás, no infravalorar a nadie, no considerarse superior y sobre todo, tener una actitud permanente de aprendizaje.

    La principal forma de enseñar a los niños a ser humildes es explicando con ejemplos y situaciones reales el significado de esta palabra tan abstracta, y por supuesto, dando ejemplo. Los padres tienen en este aspecto un papel muy importante.

    Qué es y cómo enseñar humildad a los niños

    Si a un niño le hablas de humildad, lo más normal es que no lo entienda. La palabra humildad, que viene del latín, significa 'reconocer las limitaciones de uno mismo'. Es decir, reconocer los errores y debilidades.

    Para que un niño pueda entender el significado de la humildad, los padres pueden aprovechar situaciones reales y cotidianas:

    - Aprovecha si tu hijo juega en equipo para explicarle que no siempre se gana y que aceptar la derrota y felicitar al vencedor es humildad.
    - Enseña a tu hijo a ganar, sin ridiculizar ni reirse de los que pierden. Y explícale que eso, es humildad.
    - Los abuelos son fantásticos transmisores de valores como la humildad. Enseña a tu hijo a respetar a las personas mayores y a escucharles. Y diles que eso también es humildad.
    - Si tu hijo se enfada por sacar malas notas y piensa que su profesor le tiene 'manía', enséñale a aceptar el suspenso y a esforzarse más. Y explícale que eso también es humildad.
    - Cuando tu hijo vea animales pequeños como mariposas o insectos, explícale que ninguno de ellos es menos importante que los más grandes. Enséñale a respetarlos y entenderá que eso también es humildad.
    - Pedir perdón no es tarea fácil. Sin embargo, es un acto de reflexión y arrepentimiento necesario. Enseña atu hijo que es muy importante pedir perdón para enmendar una acción. Si en algún momento pegó a su amigo. Si le dijo algo feo. Si se peleó con su hermano. Explícale que debe pedir perdón. Y que esto también es humildad.

    Porque humildad es aceptar que uno de puede caer y siempre se tiene que levantar. Es aprender a perder y también a ganar. Es respetar a los que tienen más experiencia y ser tolerantes con las diferencias. Es tener la mente abierta y estar dispuesto a aprender durante toda la vida.

  • Noviembre - Paz

    Qué es Paz

    La Paz es el noble arte de vivir como hermanos, una cualidad que no se nace con ella, sino que hay que enseñársela a los niños desde pequeños. En el Día Internacional de la Paz, deberíamos reflexionar sobre si estamos haciendo todo lo posible por enseñar a nuestros hijos este noble arte tanto en casa como en las escuelas.

    El cerebro de los niños posee una infinita capacidad de asimilar las experiencias sociales acumuladas por la humanidad durante cientos de generaciones. Así, de esta manera, los niños aprenden a hablar casi sin darse cuenta. ¿Por qué no aprovechar esta plasticidad del cerebro humano para inculcar valores como el de la paz? Es misión de los padres, educadores y profesores, que cuidan y atiende a los niños, enseñarles cómo desarrollar el noble arte de vivir como hermanos.

    Los niños pueden construir la paz en el mundo

    Suerte que algunas organizaciones como Unicef nos echan una mano. Y es que enseñar a construir la paz desde la más tierna infancia es uno de los objetivos de Unicef, que desde su página web, enseña a los niños cómo ser un constructor de paz mediante un decálogo, que expresa con frases los objetivos de paz que debemos construir desde la infancia. Algunos de los mensajes con los que Unicef pretende enseñar el valor de la paz en el mundo son:

    - doy un buen trato a los otros
    - soy solidario con los demás
    - vivimos juntos aceptando que somos diferentes, defiendo la vida
    - comparto con los que están situaciones difíciles
    - no hago daño a los otros
    - escucho, comprendo y respeto que existen opiniones diferentes
    - perdono y no guardo rencor
    - cuido de las plantas y animales

    Aprender a vivir juntos en paz y armonía, sólo será posible configurando un plan de acción bien estructurado que llene la mente de los niños de normas, valores, conceptos y comportamientos hacia la asunción de la paz y el rechazo a la violencia como componentes esenciales de su personalidad. Y esto hemos de hacerlo en el momento que el niño forma su personalidad, no después.

    Fomentar la asimilación de valores de paz, prosperidad, perseverancia, aprecio a la diversidad, honestidad, honradez, trabajo y respeto ayudará a los niños a crear un mundo mejor. Educar a un niño en estos valores significa que el mundo contará en un futuro con un adulto que ponga en práctica lo aprendido y lo plasme en su trabajo. La clave para llegar a ser un país que proclame la paz a unísono reside en la educación de los niños.

* Estos textos se realizaron con base en las publicaciones de el sitio web guiainfantil.com

Valores Humanos

Sígenos en FACEBOOK

Galeria Fotográfica

© Copyright 2012- 2015 Jardín Infantil Diverlandia .::. PYAWEB.COM
000webhost logo